Estadio Viejo Carlos Tartiere, Oviedo

Esta es la historia del primer estadio que pisé en mi vida. Del primer césped que vieron mis ojos, imagen que tengo grabada a fuego en mi memoria. De los primeros goles cantados al unísono con el resto de paisanos míos, en comunión, sumergiéndonos en esa atmósfera que solo el fútbol puede provocar. Sí, hoy escribiré acerca del estadio en donde cada domingo a las cinco, en mi infancia, en mi adolescencia y en mis primeros pasos como adulto, me encontraba cada 15 días. Hoy hablaré del Estadio de Buenavista, del Viejo Carlos Tartiere, del verdadero e irrepetible hogar del R. Oviedo. Mi único equipo, hasta la médula, hasta la muerte.

escudo Real Oviedo

En la historia del R. Oviedo, C.F. han existido varios estadios. El equipo carbayón fue fundado en 1926, en aquellos primeros años, exactamente hasta la temporada 1931-32, el equipo azul disputaba sus partidos en el campo de Teatinos, llamado así por encontrarse en el barrio ovetense del mismo nombre.  Al principio, en Teatinos, el Oviedo ejercía de local en el Campeonato Regional de Asturias. No es hasta la temporada 1928-1929 cuándo comienza el Campeonato Nacional de Liga. El equipo carbayón comienza su andadura en liga en Segunda División.

e18a8-estadio-teatinos

Es en la temporada 1932-33 cuándo el Oviedo se cambia de hogar. Comienza a jugar en el que será su estadio histórico, el Estadio de Buenavista (también llamado así por asentarse en el barrio de dicho nombre). El 22 de abril de 1932 quedó inaugurado el campo con un partido disputado entre las selecciones de España y de Yugoslavia, con el campo totalmente abarrotado de público. El Viejo Estadio de Buenavista sería el “teatro” dónde el R. Oviedo conseguiría su primer ascenso a Primera División. Ocurrió en esa temporada 1932-33, la de la inauguración del coliseo azul.

Dos años después, el Estadio de Buenavista acogería al mejor R. Oviedo de todos los tiempos. En las temporadas 34-35 y 35-36 el equipo azul quedó en tercera posición en Primera División y su estrella, Lángara, fue el máximo anotador de Primera durante 3 temporadas consecutivas (33-34, 34-35 y 35-36). Era el equipo carbayón de Carlos Tartiere en la presidencia del club y la “delantera eléctrica” en el campo, formada por los eternos Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín.

Partido inaugural del viejo Carlos Tartiere en 1932

En 1936 estalla la Guerra Civil Española, lo cual tuvo unas consecuencias terribles para el R. Oviedo. Debido al conflicto el campo quedó inservible para la práctica del fútbol. Durante la contienda se había excavado una trinchera para que sirviera de refugio a los soldados. Por otra parte, las bombas hicieron el resto;  la infraestructura del estadio quedó destruida. Hasta tal punto llegaron los desperfectos que el R. Oviedo no pudo competir en la temporada 39-40 debido a no tener campo para hacerlo. La Federación Española de Fútbol le guardó la plaza de cara a seguir en Primera División la temporada siguiente. No obstante, el daño ya estaba hecho, la contienda civil había acabado con la trayectoria y progresión de un equipo azul que peleaba por el campeonato de Primera División de tú a tú con los equipos de las grandes ciudades. El R. Oviedo nunca más volvió a estar luchando por el título de Liga, exceptuando el meritorio tercer puesto alcanzado en la temporada 62-63.

En junio de 1.958, el hasta entonces Estadio de Buenavista pasaría a denominarse Carlos Tartiere, en homenaje póstumo al que fuera Presidente del Real Oviedo durante 24 años y con el que los azules consiguieron sus mayores logros, nombre que aún perdura en el actual estadio.

Viejo Tartiere

Con motivo de la disputa del Mundial de España 82, el estadio del R. Oviedo se remodela para aumentar el aforo. Durante el torneo mundial el estadio se llenaría. Con esta reforma, el aforo del estadio se queda en 22.500 espectadores (frente a los 20.000 anteriores). De todos los campos remodelados como consecuencia del Mundial 82, el de menos capacidad era el Viejo Tartiere.

Esta falta de capacidad quedaría aún más en evidencia cuando en 1998 se tienen que poner asientos a casi todo el estadio para adaptar los cambios a las nuevas normativas de seguridad de la UEFA . Esta medida dejó al Tartiere con apenas cabida para 13.000 personas, medida que hizo que los precios se desorbitaran, y que durante las temporadas 1998-1999 y 1999-2000, la afluencia al campo fuera muy baja. Las normas de la UEFA habían acabado con el extraordinario ambiente típico de aquellos años en Primera División.

oviedo1990-1991

El estadio Viejo Carlos Tartiere también acogió la única participación en una competición europea del equipo carbayón. Fue en la temporada 91-92 enfrentándose el R. Oviedo, C.F. al Genoa, C.F.C. italiano (también era su primera participación), venciendo en la ida disputada en Buenavista el equipo azul por 1-0.

En el viejo estadio carbayón también se disfrutaron de los mejores años en cuanto a animación y colorido por parte de la hinchada azul. El inolvidable viejo Fondo Este del Tartiere vio nacer a los grupos de hinchas y ultras más importantes de la historia azul; la “Brigada Azul Universitaria” en 1982, los “Chiribís” en 1986, las “Brigadas Azules” en 1988 y los “Symmachiarii” en 1994. Grandes “tifos” e impresionante apoyo desde el Fondo Este al equipo azul, y presión hacia al rival, se produjeron en la décadas de los 80, y sobre todo, de los 90, en el coliseo azul.

Brigadas Azules, Oviedo-Genoa

El 20 de mayo de 2.000 el Real Oviedo juega su último partido oficial en el Carlos Tartiere sito en Buenavista. El campo se había quedado ya no sólo pequeño, sino desfasado respecto a las nuevas normas de seguridad en los estadios impuestas por la UEFA, y por ello se tenía que abandonar el campo. El último partido disputado fue en la temporada 1.999-2.000, que enfrentó a R. Oviedo y la Real Sociedad, perdiendo los carbayones por 0-1.

Desde la temporada 2000-2001 el R. Oviedo, C.F.  juega de local en su segunda casa, el Estadio Nuevo Carlos Tartiere. Estadio de mayor capacidad (30.500 espectadores) pero más frío y menos acogedor que el original Tartiere, el Viejo, el eterno feudo azul.  En este nuevo campo el equipo azul ha sufrido el peor período de su historia deportiva, llegando a jugar en Tercera División en 4 temporadas distintas, y estando en la actualidad en el pozo de la Segunda División “B”.

Brigadas azules

No obstante, también, el nuevo estadio, ha presenciado como el oviedismo ha salvado a su equipo de la desaparición hasta en dos ocasiones diferentes. La primera en 2003, con el intento de suplantación del club por un “engendro” apoyado y promovido por las autoridades locales despreciando y minusvalorando el verdadero sentir azul. La segunda en 2012, con la ampliación de capital, jugándonos el “todo o nada”, cubierta en su totalidad.

Este ejemplo de fidelidad a un club, un equipo, unos colores, es un orgullo para todo seguidor azul. Siempre serán recordados estos años, y cuando el R. Oviedo, C.F. vuelva a Primera División, que volverá (que nadie tenga duda), siempre podremos decir que nosotros no dejamos morir a nuestro equipo, que el Oviedo nunca morirá.

Como recuerdo del vetusto estadio os dejo el siguiente vídeo (partido R. Oviedo, C.F.-R.C.D. Mallorca, temporada 87-88, Ida de la promoción. Último ascenso del R. Oviedo a Primera División);

Anuncios

11 comentarios en “Estadio Viejo Carlos Tartiere, Oviedo

  1. Al igual que les sucede, por ejemplo, al Génova o al Torino, nuestro Oviedo tuvo la “mala suerte” (en lo que concierne a la estadística, que no a la tradición y la historia) de que sus mejores años fueran en la época previa a la existencia de las competiciones europeas. Y de no ser por la guerra civil, es casi seguro que aquel magnígfico equipo hubiera ganado algún título oficial. Pero bueno, aún estamos a tiempo de remediarlo; en el verano de 2003 (o en el de 2012) nadie hubiera dado un céntimo por la mera supervivencia de nuestro club… Resistir es vencer. Y después de superar este calvario, regresaremos con mucha más fuerza que antes. Que nadie lo dude.

    Un interesante dato que te has olvidado de recoger en tu emotiva crónica es el del primer partido de la máxima categoría disputado en Buenavista, que fue también el del debut del Real Oviedo en primera: se jugó un 5 de noviembre de 1933 y el rival era el Barcelona, que llegó ir ganando por 1-3… El resultado final: 7-3 para los debutantes.

    Anécdota curiosa: en aquel partido, Lángara había marcado dos goles casi desde el centro del campo. Por aquel entonces, nuestro extraordinario delantero centro carecía aún de la fama mundial que habría de alcanzar después, y el portero del Español negó con incredulidad que tal hazaña fuese posible. Así que el gran Isidro se vio obligado a disipar sus dudas: cuando, semanas después, el otro equipo barcelonés visitó Buenavista, Lángara volvió a anotar desde el medio campo (y esta vez de falta directa). En total, marcó 104 goles en los 90 partidos en los que defendió nuestros colores en primera (en dos etapas), además de 17 en 12 partidos con la selección. Eran otros tiempos, con tanteos que solían ser más abultados, pero semejantes cifras no dejan de resultar impresionantes.

    Pues sí, en esa antiquísima protohistoria de los años A. Q. (antes de Quini) ya existía el fútbol… Aunque muchos no se lo crean. Pero no les robemos la ilusión, pobres de nosotros.

  2. Yo cada vez reniego más del Oviedo…
    Me parece un club que se está riendo de nosotros.
    Esto ya no es lo que era… orgullo, valor y garra?????? mejicanos, pasta, y ridículos, más bien…A qué viene poner a ese pastizal las entradas contra el Eibar, y, aún con el estadio lleno, dar pena???

    • Una cosa es el equipo y su historia (el Oviedo) y otra muy diferente los dirigentes que tenga el club en un momento determinado. A mi los dirigentes me pueden gustar más o me pueden gustar menos. Lo único que les pido es que gestionen el club lo mejor que puedan, de manera honrada y que no lo sobreendeuden. Los que hacen que el equipo gane o pierda son los jugadores y el cuerpo técnico en el campo. A esos es a los que debemos exigirles “orgullo, valor y garra” cuando jueguen con la camiseta azul. Y de dar pena y llorar nada, los que han estado con el equipo en las buenas y en las malas son los que resisten, no los que lloran.

      • Qué garra pusieron los jugadores contra el Eibar????
        Si el Oviedo sube van todos a tomar x culo, y por eso no quieren subir.
        Deberían jugar 22 canteranos, y creo que, de Oviedo, hay 3.

  3. Tu vídeo lo demuestra… vivimos del pasado.

    • No hay una sola entrada en el blog que no hablé de la historia de tal club, tal equipo, tal derbi, tal estadio o tal grupo. El blog va de eso, de los antigüos valores del balompié y todo lo que era el fútbol de antaño (antes de la Ley Bosman, los PPV y los trajes de colorines de los árbitros). Un equipo sin historia, ni tradición, no puede enseñar este tipo de vídeos. El que un equipo no tenga historia que enseñar es lo que es ridículo, no el tener un pasado que mostrar.

  4. eso, eso, hagamos un equipo de canteranos… canteranos como los Oliverio y compañía de 2003, modelo de amor al club y fidelidad a sus colores.

    yo lo que les pido -exijo- a nuestros jugadores, aparte de su mayor o menor calidad futbolística (y mientras no “volvamos”, está claro que no puede ser demasiada), es que defiendan esta camiseta con honradez y decencia y que no mancillen e insulten nuestro escudo. A lo largo de nuestra historia, hemos tenido muchos jugadores de Gijón, de Pasajes, de Jaén o de Serbia que entran en el primer grupo… Y más de uno de Oviedo que entra en el segundo. Así que, por lo menos a mí, esa moto de “la cantera” no me la venden. Yo a los futbolistas del Oviedo los juzgo por su comportamiento sobre el campo, no por su procedencia.

    Y sí, es posible que los oviedistas “vivamos del pasado”; es lo que pasa cuando tienes una historia gloriosa detrás, un presente penoso y un futuro incierto. Pero si no fuera por esa historia, por aferrarnos a ella y luchar por su continuidad y porque no llegara a un triste final, hace años que este club no existiría.

    A los que no les interese el pasado, ya saben: blogs como este hay muy pocos, pero analfabetos comentando el peinado de Neymar, las sensacionales declaraciones de Isco o incluso el ilusionante proyecto del Villarreal en su retorno a primera, de eso hay cientos y miles. Lo tienen fácil para imbuirse del maravilloso “presente” del furgol del siglo XXI.

  5. En fin, un estadio que como sabes forma parte de mi infancia. Ver un duelo de tú a tú entre Jokanovic y Redondo, los dos mejores mediocentros de la liga (Pep no le llegaba a niguno de los dos ni a los tacos de la bota), dándose hasta en el carnet de identidad no es una cosa que se vea todos los días a metros de distancia agarrado a las verjas (eso sí, mientras las adolescentes ovetenses -que no oviedistas- gritaban contra Slavisa porque pegaba a su amado melenas; hay cosas que nunca cambiarán). Como anécdota personal, no todos los recuerdos son buenos incluso cuando a nivel deportivo eran estupendos: en la ida de aquella memorable promoción antes Las Palmas en la que Dubovsky “destapó el tarro de las esencias” y sentenció él solito la eliminatoria, entre la muchedumbre y supongo mi propia excitación, me dio un ataque de asma que tuve que salir a trompicones del estadio como buenamente pude, oyendo el último gol desde fuera, en la más absoluta soledad. Aún así mereció la pena.

    • En primer lugar darte la bienvenida al blog Leolo. Conociéndote como te conozco, seguro que tus aportaciones serán para tenerlas muy en cuenta.
      En segundo lugar comentarte que curiosamente en ese mismo partido de la promoción también tuve una experiencia bastante, llamémosla, “gratificante”, pero por si acaso nos están leyendo niños mejor te la comentaré en persona algún día de estos, recuerdámelo cuando nos estemos tomando unas birras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s