“La Grande Inter”, el Inter de Milán de los años 60

En el Football Club Internazionale Milano, familiarmente conocido por su abreviatura, “Inter”, existen dos personajes principales que lograron hacer de este equipo, un conjunto campeón. Uno fue el genial Giuseppe Meazza (que jugó en el Inter de Milán entre 1927 y 1940, y posteriormente en la temporada 46-47), autor de 283 goles en 408 partidos oficiales con la camiseta del club. Un año después de su muerte, en 1979, el estadio de San Siro pasó a llamarse como él, con el consentimiento del A.C. Milan, pese a la rivalidad que enfrenta a ambos equipos, además de que también jugó dos temporadas, en sus últimos años de carrera, en el equipo “rossonero”.

El otro fue Helenio Herrera, quién llegó al Inter en 1960. Durante ocho años se sitúa al frente del equipo “neroazzurro”, con el que conquista dos Copas de Europa, dos Copas Intercontinentales y tres títulos de Liga. Aquel equipo pasaría a la historia con el nombre de “La Grande Inter”.

escudo_inter_de_milan

Cuando el R. Madrid arrollador de Di Stéfano se venía abajo tras dominar Europa durante años, entró en acción el Inter de Milán. La historia “neroazzurra” invita a afirmar que éste, fue el mejor equipo que jamás haya tenido la institución y que mezclaba varios estilos para un bien común que, finalmente, pudo coronarse en Europa. Nunca más viviría el Inter una etapa tan fructífera. Sólo el triplete con Mourinho de la temporada 2009-10 se acerca a lo logrado por el equipo de Helenio Herrera. Pero ni siquiera esa gesta alcanza el misticismo y la fuerte identidad que adquirió aquel Inter de mediados de los 60. Aquel equipo fue el principal impulsor del famoso ‘catenaccio’, que ahora se suele asociar siempre a cualquier equipo italiano.

El 28 de mayo de 1955 Angelo Moratti (padre de Massimo Moratti, desde 1995 y en la actualidad, máximo accionista del club) compra la sociedad por 100 millones de liras. Durante su presidencia el conjunto de Milán alcanzaría el período más glorioso de toda su historia, conocido por los “tifosi neroazzurri” como “La Grande Inter” (El Gran Inter). Fue bajo la dirección de Helenio Herrera, impulsor del “catenaccio” (la táctica netamente defensiva que fue ideada en los años 30 en Suiza), quien abrió las ilusiones con su fútbol de “estudio”, el cual le valió el apodo de ‘Mago’.

helenio-herrera

En el espacio de cuatro años, entre 1963 y 1966, el Inter lo ganaría todo: tres Scudettos, dos Copas de Europa y dos Copas Intercontinentales, practicando un fútbol ultradefensivo y sobriamente táctico. Aquél Inter estaba liderado por Luis Suárez, Balón de Oro en la época y por el incombustible Sandro Mazzola. A su lado, haciendo honores a un bloque compacto, estaban los Giacinto Facchetti, Mario Corso, Tarciso Burgnich, Angelo Domenghini, Joaquín Peiró o Armando Picchi.

El ‘Scudetto’ de 1966 cerró un ciclo glorioso e irrepetible en la historia del club. Helenio Herrera y varios de los pesos pesados permanecieron en el equipo hasta finales de los 60 pero la época de “La Grande Inter” había tocado a su fin. Giacinto Facchetti  es una leyenda del Inter. Identificado con sus colores, a los que defendió durante 18 años, cifra que impresiona, y disputó más de 600 partidos. En un Inter histórico con Luis Suárez, Peiró, Mazzola, Jair, Corso, la espigada figura del defensa destacaba en ataque. La leyenda del extremo escondido, que lo ganó casi todo, excepto el Mundial (poco se podía hacer ante ese Brasil del Mundial de México 1970), fue un adelantado a su tiempo.

la-grande-inter1

El primer lateral netamente ofensivo de la historia, fue el responsable de la victoria del Inter sobre el Real Madrid en la Copa de Europa de 1964. Desde esa demarcación, que él reinventó, formó una dupla con Sandro Mazzola que llevó al Inter a levantar dos Copas de Europa consecutivas, en 1964 y 1965; en particular, fue destacable la final de la primera de ellas, la cual supuso el fin de la era del R. Madrid de “La Saeta Rubia” (Di Stéfano).

No sería hasta muchas décadas después cuando el Inter conseguiría su tercera Copa de Europa, exactamente después de 45 años, en 2010. En la cumbre de su carrera, Facchetti era considerado el mejor defensa del mundo. Massimo Moratti le cedió la presidencia del club en 2004 hasta su fallecimiento en 2006, año en que fue retirada su camiseta con el número 3.

Luis-Suarez

Esta es la historia de “La Grande Inter”, el mejor equipo de todos los tiempos del equipo “neroazzurro”. Como señalamos, es en este período donde el Inter consiguió los títulos internacionales más importantes de toda su historia. En el año 1964, en Viena, consigue su primera Copa de Europa tras derrotar por 3-1, con dos goles de Mazzola, al Real Madrid.

Esta victoria le permite jugar la Copa Intercontinental contra Independiente de Avellaneda, el Inter pierde por 1-0 en Argentina y gana por 2-0 en Milán, el ganador del torneo se decidió en un partido en campo neutral, en Madrid, donde los italianos ganaron por 1-0 con gol de Corso.

Inter_1964-65

En 1965 repite éxitos internacionales, alcanza la final de la Copa de Europa, pero esta vez la disputa en casa y contra el Benfica, el Inter revalida su título con un solitario gol de Jair da Costa. En la final de la Copa Intercontinental se vuelve a enfrentar a Independiente, su rival del año anterior, el Inter gana 3-0 en Milán y empata 0-0 en Buenos Aires por lo que consigue de nuevo la Copa Intercontinental.

Vídeo-homenaje al mejor Inter de Milán de todos los tiempos, uno de los equipos legendarios de la historia de la Liga Italiana, la época de “La Grande Inter”;

Anuncios

3 comentarios en ““La Grande Inter”, el Inter de Milán de los años 60

  1. A pesar de inventar el “catenaccio” eran tan gochos como el Inter de Mou???
    El Meazza un poco mercenario, no?

    • No inventaron el catenaccio pero si fueron los que lo pusieron en el mapa.

      Meazza fue uno de esos varios mercenarios que vistieron las dos zamarras de Milán. Existen muchos casos, demasiados.

      Aunque también es cierto que para muchos interistas es uno de los grandes jugadores que vistieron su camiseta.

      • Aunque el “catenaccio” se hizo famoso con el Inter de Helenio Herrera, sus orígenes primeros se encuentran en el sistema defensivo (llamado verrou, “cerrojo” en francés) ideado por el austríaco Karl Rappan, seleccionador de Suiza en el mundial de 1938, y que sirvió a los helvéticos para lograr una sorprendente victoria sobre Alemania en dicho mundial. Sus métodos fueron adoptados y mejorados por Nereo Rocco, técnico de la Triestina y el Padova en los años 40 y 50. Él fue el inventor del “catenaccio” como tal, basado en el empleo de una línea de tres defensas con un líbero por detrás de ellos, y con el contragolpe como principal recurso ofensivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s