El Bologna, F.C. de finales de los años 30 y principios de los años 40

Bolonia es una ciudad de casi 380.000 habitantes, capital de la región de Emilia-Romagna. Se encuentra en el valle del río Po, al pié de los montes Apeninos, en la confluencia del valle del Rin y el Savena, cerca de la ciudad de Módena. La ciudad está dividida administrativamente en nueve barrios: Borgo Panigale, San Donato, San Vitale, Savena, Navile, Porto, Zaragoza, Santo Stefano, Reno.

Los orígenes de la ciudad se remontan, al menos, un milenio antes de Cristo, fue una importante población de los celtas y los etruscos (que la llamaron Felsina). Durante la Edad Media, fue la quinta ciudad europea por número de habitantes. Bolonia disfrutó en esta época de ser una ciudad libre con una intensa actividad económica, cultural y artística. De este periodo de prosperidad surgieron la mayoría de sus monumentos más importantes. En 1088 se fundó en Bolonia lo que se reconoce como la primera universidad en el mundo occidental (“Alma mater studiorum”).

Escudo Bologna

En 1506 comienza la decadencia de Bolonia hasta la unificación de Italia entre 1859 y 1860. Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad sufrió numerosos bombardeos debidos a su condición de importante centro urbano entre el norte y el centro de Italia, y sobre todo al valor estratégico de su nudo ferroviario.
Tras los ataques contra la ciudad casi la mitad de los edificios fueron destruidos o gravemente dañados.

Actualmente, es un importante nudo de comunicaciones por carretera y ferrocarril en el norte de Italia. Es la principal puerta de acceso a la Italia peninsular y a la llanura sur del río Po. Además de la tradicional agricultura de la zona, en Bolonia se encuentran importantes industrias mecánicas, electrónicas y de alimentos. Es la sede de importantes instituciones culturales, económicas y políticas.

1443027241938_39

El Bologna Football Club es el club de la ciudad de Bolonia, nace el 3 de octubre, en el otoño de 1909. Emilio Arnstein, originario de la región de Bohemia (actual Chequia), dio el impulso definitivo para la fundación del Bolonia, labor en la que contó con la ayuda del suizo Louis Rauch y de los italianos Leone Vicenzi y Arrigo Gradi. Para que el nuevo club viera la luz resultó decisivo el patrocinio de Carlo Sandoni, del Círculo Turístico Boloñese. Uno de los fundadores, y primer jugador extranjero del equipo “rossoblù”, fue Antonio Bernabéu, el hermano de Santiago Bernabéu (el que fuera presidente del Real Madrid). En la temporada 24-25, el club, gana su primer Scudetto. En los años 30 el equipo vivió su “Edad de Oro”, consiguiendo varios Scudettos y dos Copas de la Europa Central (la extinta Copa Mitropa).

Hubo un tiempo lejano en el que el poder bipolar representado por las ciudades de Milán y Turín se había extendido a la capital de la Padania. En esos años el campeonato italiano se disputaba dentro del triángulo formado por Milán, Turín y Bolonia, y el “Escuadrón Felsineo” (el Bologna) también sabía cómo proyectar el calibre de su blasón en el contexto internacional. Todos los domingos, el Bologna, se jugaba algo más que una salvación disputada hasta el final como sucede actualmente. De aquella, la ciudad, estaba acostumbrada a otros menesteres y siempre se había entendido entre el respetable del Stadio Comunale boloñés que el equipo debía luchar por el título de liga. Es de esa época de donde viene el “refinado paladar” (como se dice de ellos en Italia) de los “tifosi” del Bolonia, que siguen sin adaptarse a las actuaciones sombrías de su equipo de hoy en día.

195012787-11c42df7-9845-4042-9540-e651494f3fc2

El Bologna ganó su primer torneo del campeonato italiano (Scudetto) a finales de la temporada 1924-25, esa vieja y bien conocida historia en las gradas boloñesas; la necesidad de disputar cinco encuentros contra el Genoa, para determinar al ganador del Grupo del Norte de Italia (el llamado entonces Grupo A). Fue el Bolonia el que venció en dicha ronda, para terminar con cierta facilidad con el último obstáculo para alzarse con el Scudetto, el Alba de Roma. Cuatro años después de que el Bologna conquistara su primer Scudetto, se jugaba la última temporada en que la liga italiana se dividía en dos rondas (Norte y Sur), y nuevamente el Bologna, F.C. conquistaría el Scudetto de esa temporada 1928-29. El advenimiento de un nuevo campeonato con una única ronda (1929-30) hacía que en Bolonia se creyera que el equipo “rossoblù” podría nuevamente hacerse con el título de campeón, pero la decepción por el sexto puesto cosechado obligó a la administración del club a rehacer el equipo prescindiendo de la mitad del plantel. A partir de aquí llegaría el gran Bolonia de los años 30. Los dirigentes boloñeses decidieron crear un nuevo grupo que se inició a partir de una buena cantera y se completó con algunos futbolistas extranjeros que venían precedidos de una buena reputación.

La historia del campeonato italiano de una única ronda comienza con la victoria de la Ambrosiana de Milán (el nombre del Inter en aquellos años) de “Peppin” Meazza, y luego con el dominio que se prolongará durante cinco años de la Juventus de Turín. El Bologna jugó muy bien durante esas campañas; termina tercero en la temporada 30-31, segundo en la 31-32, nuevamente tercero en la 32-33, y cuarto en la 33-34. En el Comunale de Bologna la Juve siempre encontrará resistencia feroz, en el año 31 se consigue humillar a los “bianconeri” totalmente; un día triunfal para Reguzzoni, que anotó un ‘hat trick’ en el 4-0 que los “bolognesi” endosaron a la “Vecchia Signora”.

quartoscudetto

En los años siguientes, tras duras “batallas”, es espectacular la lucha y casta de los jugadores del Bolonia en el frente internacional, donde el equipo “rossoblù” se las arregla para sobresalir y de paso conquistar la prestigiosa Copa de la Europa Central de los años 1932 y 1934 (la llamada en España “Copa Mitropa”). En 1935, el Bologna se consuela con el sexto puesto en el campeonato de liga doméstico, lo cual pone punto y final a los años de sequía de los “bolognesi”. A partir de ese momento comienza la gran época del Bologna, la “Edad de Oro” del club, durante el segundo lustro de los años 30, con el equipo inmerso en una eterna confrontación con la Ambrosiana di Milano (el Inter de Milán) por la disputa de la liga italiana.

Son tiempos de cambio a nivel corporativo, que se estabilizan con el nombramiento, de primeras como Comisionado Extraordinario y después como Presidente de la entidad, de Renato Dall’Ara (el Stadio Comunale de Bolonia lleva el nombre de Renato oficialmente desde 1983); un industrial de la ciudad de Reggio Emilia, definido por los que le conocieron como personaje astuto, siempre en búsqueda del placer y poco dispuesto a gastar, pero que obtendrá grandes resultados durante su presidencia, la cual durará 30 años. Italia se convirtió en campeona del mundo en el año 1934 (en el Mundial disputado en casa) con un gol en la final de Schiavio, jugador del Bologna, F.C., y comienza en la temporada 1935-36 una edad de oro para los boloñeses: 4 campeonatos (los de los años 1936,1937,1939 y 1941) y un prestigioso torneo, el “Trofeo dell’Esposizione” ganado en París con un fantástico 4-1 sobre el Chelsea, F.C. en la final.

Bologna

En octubre del año 1938, vuelve Ermanno Felsner, el entrenador de los dos primeros Scudettos conseguidos en las temporadas 1924-25 y 1928-29 por los “rossoblù”. Debido a las leyes raciales de entonces, Árpád Weisz (judío nacido en la ciudad de Solt en Hungría), el entrenador del Bolonia de los dos últimos Scudettos conseguidos (1935-36 y 1936-37), debe salir de Italia. El italiano Ceresoli ha tomado el lugar de Gianni en la portería y nace la futura estrella Amedeo Biavati, el inventor del “passo doppio” (una cinta en carrera que desequilibra a los oponentes). Esta jugada le permitía enviar centros con precisión para la cabeza de Puricelli o de Reguzzoni, los dos brillantes delanteros “rossoblù” de la época. Biavati llegó a ser campeón del mundo en 1938 y de esta forma, recogería el testigo de otro ilustre “bolognesi”; Schiavio, el jugador boloñés que se retiraba después de ser el símbolo del Bologna, F.C. durante 18 años y haber alcanzado un récord sin precedentes: 242 goles.

De los seis campeonatos italianos del período 1936-41, el equipo “rossoblù” logró ganar cuatro títulos, ofreciendo a sus “tifosi” actuaciones emocionantes, que sucedieron a partir de la fusión de la capacidad competitiva de algunos elementos nativos y el injerto de cuatro jugadores de una federación extranjera, cuatro muestras inolvidables, para los “bolognesi”, procedentes de Uruguay; los eternos Francisco “Piteta” Fedullo, Raffaele Sansone, Michele Andreolo y Héctor “Sena” Puricelli.

104349563-2d2d79f6-e42b-48ba-8276-0228bf2cbba0

Esta es la historia de la “Edad de Oro” del Bologna, F.C., época en la cual consiguió 4 Scudettos de los 7 en total que ha obtenido el equipo “Felsineien toda su historia. El último Scudetto lo consiguió el club en la temporada 63-64. Desde entonces todos los “tifosi rossoblù”, y todos los ultras “bolognesi”, sueñan con volver a disputar el título de liga italiana a los grandes equipos, y volver a ocupar un sitio entre ellos.

Vídeo del partido de ida de la final de la Copa de la Europa Central de 1934 disputado en el Praterstadion de Viena, entre el equipo local, el Admira, y el Bologna, F.C., que finalizó con el resultado favorable a los austríacos por 3-2. En la vuelta disputada en el llamado entonces Stadio Littoriale (el actual Stadio Renato Dall’ Ara) el Bologna vencería por 5-1, lo cual haría que el equipo “rossoblù” conquistara su segunda Copa de la Europa Central después de la conseguida en 1932;

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s